Skip to content

Las malas mujeres

septiembre 8, 2013

Imagen

 

Conocí a un hombre de apellido Cipolla que fue a un juzgado y todo para cambiárselo porque le tenían frito, y el juez lo comprendió y se lo cambió. Yo, si me llamara Botella como la Sra, Botella, alcaldesa de Madrid, creo que me lo cambiaría. Porque miren que hace años que la pobre mujer es diana de todos los dardos sobre su Botella. Sólo le faltaba que la metieran a alcaldesa. Digo yo que si quería dedicarse a la política, mejor que se hubiera cambiado el apellido, como el Sr. Cipolla. Aunque puede que ella no quisiera ser alcaldesa  y que el que quiso que fuera fue  el marido, y ella le obedeció porque es mujer mujer.

Es muy difícil saber lo que una mujer quiere de verdad. Y no porque no se aclare, sino porque durante muchisísimos siglos tenía que querer lo que le decían que tenía que querer y si no quería eso o quería otra cosa, se lo tenía que callar para no tener problemas. Eso fue hasta que hace algunos años, unos hombres dijeron que vale, que les iban a conceder a las mujeres los mismos derechos que a los hombres porque todos eran personas iguales. Y entonces las mujeres pudieron decir y hacer lo que quisieron y ser alcaldesas y todo eso, y parecía que todos iban a vivir en paz y felices y comiendo perdices como en los cuentos.  Pero, de repente, unos señores, asustados por el poder que estaban consiguiendo las mujeres,   decidieron dar marcha atrás. Y empezaron a decir que la mujer es mujer cuando es madre, y que la mujer mujer se tiene que quedar en su casa cuidando del marido y los hijos. Claro. Si la mujer no sale a trabajar , no le quita el puesto a un hombre ni cuenta en la lista del paro ni cobra eso que le dan a los parados ni cobra pensión cuando se hace vieja.

¿Quiérese esto decir que las mujeres que trabajan fuera de sus casas y toman píldoras de esas de no tener hijos no son mujeres? Y si no son mujeres, ¿qué son? No se puede decir que son mujeres malas porque trabajar no es ninguna maldad y tener hijos cuando se quiere y se puede, tampoco. Habría que decir entonces que son malas mujeres, como se dice de un estudiante o abogado o lo que sea que es mal estudiante, mal abogado o mal lo que sea porque no hace bien lo que tiene que hacer como le corresponde.  

Es para hacerse un lío porque, ¿cómo van a aprender las jóvenes de ahora lo que tienen que hacer para ser buenas mujeres? A lo mejor habría que mandar que lean obligatoriamente un libro que tenían que leer obligatoriamente sus abuelas y que dice muy claro lo que las buenas mujeres tienen que hacer. Ese libro lo escribió una mujer que decía la gente de entonces que era muy buena y muy sabia. Se llamaba Pilar Primo de Rivera, y el libro se llama La mujer ideal.

Decía esta señora, en resumen, que la inteligencia de la mujer se demuestra en que reconoce la superioridad del hombre y se casa con uno y se dedica a cuidarle y hacerle feliz y darle hijitos y a cuidarle los hijitos. Suena bonito, ¿no?

De todos modos y suene como suene, es lo que las mujeres van a tener que hacer, les guste o no les guste, porque los hombres que mandan ahora están poniendo todo esto en leyes para que las mujeres vuelvan a ser como eran antes de liberarlas y de que se desmadraran exigiendo igualdad.    Aunque, no es cierto que sean sólo los hombres los que están haciendo estas leyes. Porque resulta que en este gobierno también hay mujeres, y estas mujeres también están de acuerdo en hacer leyes para que la mujer vuelva a ser mujer mujer, como eran sus abuelas.

Y aquí es cuando a uno se le ponen los ojitos como ojotes y le sale una exclamación para adentro que hasta le da tos.

¿En este gobierno de señores tan serios, tan formales, tan religiosos hay malas mujeres? Pues parece que sí. Malas mujeres tienen que ser porque están todo el día en despachos y ruedas de prensa y mítines y cosas de esas, mientras tienen a los maridos y a los hijitos abandonados en sus casas. Malas mujeres y, encima, tontas porque no usan su inteligencia para reconocer la superioridad de los hombres y se meten a presidentas y vicepresidentas y ministras y secretarias generales y todo eso mandando a los hombres que tienen de inferiores como si ellas fueran hombres.

Entonces, ¿cómo es que estas malas mujeres quieren imponer leyes para que las mujeres tengan que ser buenas mujeres a la fuerza? ¿Es que además de malas mujeres y tontas, resulta que están todas locas? No puede ser. Un país que tuviera un gobierno de malos, tontos y locos iría de cabeza al desastre. A lo mejor, creo yo, estas señoras tan bien peinadas –salvo alguna excepción circunstancial-, tan bien vestidas y siempre sonrientes, resulta que son buenas mujeres de gran inteligencia que están donde están obedeciendo órdenes de los hombres y diciendo lo que los hombres les dicen que digan. Debe ser esto y así se explica que algunas se hacen unos grandes líos cuando hablan, tanto en castellano como en inglés.

En fin, que el asunto es tan complicado que me alegro muchisísimo  de no tener que dar mi opinión ni tomar partido porque no soy  hombre ni mujer sino payasa del mundo de los payasos.   

Anuncios

From → optimismo activo

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Novela histórica, artículos, sátira, crónicas y crítica.

Relatos históricos, irónicos y sarcásitos de los que soy autor

oteroarias

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

En FAMILIA

Just another WordPress.com site

La Vida en Jirones

El blog de Maruja Moyano

Carles Mitjà - ASIS/FRPS

Photographer & Printmaker / A Hybrid Place About Early Photography and Digital Imaging

Mar V

Portfolio, tormenta de ideas, my world

Clinclinclok's Blog

Hechos, pensamientos y ocurrencias. No apto para hipócritas.

yolandaaldon

La literatura de los sentidos. Ver, oler, sentir, saborear, oir mediante su lectura.

Reflexiones

Otro blog personal de zanguanga

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

Tarot Maria del Pilar

WordPress.com TarotMariadelPilar

Bold Commentary

"Writing With No Fear"

Lo que ahora mismo pienso

"La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía." José Martí

El Campañista

Encuestas electorales, tertulias, comentarios, datos, análisis, opiniones. Todo sobre la precampaña electoral.

Alberto M.Cuartero

Consultor RSE, Marketing Digital y Proyectos para el desarrollo · Profesor Universitario Marketing Digital & Social Media · Creo en una Economía PorUnMundo+Justo

A %d blogueros les gusta esto: